Entrevista a Victoria Aldunate Morales "Ser feminista es revelarse a lo establecido para ser feliz"



Victoria Aldunate, confiesa que se vino a vivir a nuestro país "por amor", por otro lado afirma que le interesa y admira el "proceso de cambio boliviano". Ella es integrante de una colectiva feminista autónoma de Chile llamada "Memoria Feminista", y actualmente forma parte de una propuesta teórica y activista definida como "feminismo comunitario", concebido y compuesto por Julieta Paredes y otras mujeres de Bolivia. Victoria estuvo en Sucre del 25 al 28 de junio, es terapeuta y tiene trayectoria de trabajo "con mujeres que viven violencia" -como las define, ya que no acepta llamarles "víctimas"-, por ello, en su estadía en nuestra ciudad dio una muestra de su enfoque de lo que denomina Violencia Estructural contra las Mujeres en la Brigada de Protección a la Familia, y el fin de semana, en Fundación Pachamama, facilitó un taller con diversas mujeres sobre Cuerpo, Emoción y Autoimagen.

C.J.: Victoria se habla mucho sobre "violencia doméstica o violencia intra familiar" hacia las mujeres, pero poco sobre esa violencia estructural hacia nosotras. ¿Puedes hablarnos un poco de esto?

La Violencia estructural contra las Mujeres es una forma de control y dominio patriarcal, no es la excepción, si no la regla de un sistema que desvaloriza a las mujeres y a todo lo femenino. La Violencia estructural tiene que ver con que No Existe Ninguna Mujer Que No Viva Violencia. La que cree que no la ha vivido es que no ha aprendido a ver, es que está tan desconectada de su cuerpo que no logra identificar lo que siente y ha normalizado las burlas, la venta de lo que sea a costa del cuerpo de las mujeres, la subvaloración, el despojo de la tierra, el territorio, el dinero, de su propio trabajo doméstico que en el patriarcado no se cuenta como trabajo.

El trabajo doméstico impago de las mujeres subvenciona gran parte de la riqueza del mundo, pero en las cifras mundiales somos las más pobres de los pobres. De los 1.300 millones de pobres absolutos que reconoce la FAO, el 70 por ciento son mujeres, el resto sus wawas. Los hijos e hijas, se dice, heredarán la pobreza de sus madres. No es sólo la Violencia llamada doméstica, no es la "intrafamiliar" que sólo toma en cuenta a las mujeres en cuanto "esposas", "madres" o "hijas" y deja fuera a las mujeres en prostitución, a las lesbianas, a las luchadoras perseguidas y castigadas en su cuerpo de mujer con el abuso sexual, a las trabajadoras de las maquilas acosadas y burladas por los patrones y capataces, a las mujeres jóvenes que no son esposas ni madres de los hijos del agresor, si no una novia, por ejemplo, sin lazos familiares....

La Violencia estructural es simbólica cuando usa a las mujeres para vender una cerveza, es económica, es física, es sexual, en machista, de pareja o no. Se trata de una manera de ver y tratar a las mujeres por ser mujeres. La mitad de las mujeres que mueren por homicidio mueren por femicidio, es decir a manos de hombres que han sido sus parejas, sus proxenetas, sus amantes, sus novios, etc. Los hombres matan a las mujeres porque ellas no hacen lo que ellos creen que debe hacer una mujer.

Y los hombres matan a los hombres también, muchos hombres mueren en riñas...

El patriarcado es violento por definición, la Violencia es estructural, ejercida desde el Estado y muchas de las iglesias.

C.J.: ¿Cuál es la importancia de trabajar cuerpo, imagen, emoción y violencia?

La importancia, como yo lo veo, radica en que en la medida que las mujeres hacemos autoconciencia corporal comenzamos a conectarnos con nosotras mismas, y así mismos a reconocer nuestros límites, lo que no queremos, lo que no aceptamos, los que nos gusta y lo que no. De esa manera aprendemos a resistir el patriarcado y las más osadas a rebelarnos a él. Aprendemos a ver, a descubrir la violencia y crear y re-crear un mundo como queremos, como nos parece digno, respetuoso y amable. Eso se hace, desde donde yo trabajo, la gestalt y el feminismo, de muchas maneras, pero una de las que más me gustan son los talleres de autoconciencia que revisa los recursos emocionales y afectivos de cada una para fortalecernos y comenzar a decidir en vez de asumir un orden patriarcal de control y dominios sobre nuestros cuerpos y nuestra dignidad. Estos talleres a menudo facilitan ver aquello que antes no veíamos porque era parte de lo que nos enseñaron que era normal y nos agredía, sobre eso trabajo desde el feminismo.

C.J.H.C. A pocas/os nos resulta extraño el término feminismo y feministas, pero partamos de una definición El feminismo es antes que nada una propuesta ética y política de mujeres para toda la humanidad, es también una propuesta revolucionaria porque plantea un cambio radical social. Es un movimiento social, activismos, también son elaboraciones teóricas y creaciones prácticas.

El feminismo ha desarrollado otro paradigma sobre cuerpo, sexualidad, deseos, comunidades e individuas. Mantiene otro paradigma sobre el mundo entero porque no hay temas de mujeres o temas feministas, todos los temas del mundo son nuestros porque las mujeres somos la mitad de la Humanidad la mitad de cada pueblo como dice Julieta Paredes**- y todo, desde la economía hasta el amor nos importa porque todo es parte de nuestra vida igual que de la vida de los hombres.

En lo teórico tiene elaboraciones específicas como el concepto de Patriarcado, Femicidio o el enfoque de Género. Justamente conceptos como el Género han sido cooptados, o sea robados por el sistema patriarcal y neoliberal y en ese punto por ejemplo ha surgido la discusión sobre autonomía e institucionalidad en el feminismo...

C.J.: Desde hace años se habla de un quiebre interno entre feministas autónomas y las institucionales. ¿Puedes explicar las razones de esa bifurcación y las líneas ideológicas que las diferencian?

Sucede que conceptos como el Género han sido vaciados de su contenido político y esto ha sido posible gracias a "expertas" y "expertos" que han tomado estos conceptos y los han reciclado entregándolos a instituciones patriarcales. Ahora resulta que el Banco Mundial, responsable de la pobreza selectiva de las mujeres*** tiene enfoque de género, las empresas trasnacionales más explotadoras y depredadoras dicen que tienen enfoque de Género, y estados persecutores de los pueblos indígenas como el Estado Chileno tiene políticas de Género, etc. Se maquillan a costa de un concepto arrancado al feminismo, con la complicidad, muchas veces, de instituciones como algunas ONG y algunos movimientos que no discriminan entre activismo y proyectos.

A partir de estas críticas y otras- es que en Latinoamérica, el 96 en Cartagena de Chile, en el VII Encuentro feminista se explicita la corriente autónoma diciendo que institución no es feminismo. Hemos cuestionado las políticas llamadas de género y hemos revelado el contenido patriarcal de estas políticas que no hacen más que actuar como una especie de calmante sin cambiar la situación real de las mujeres.

El feminismo autónomo es autónomo de toda institución, no somos "expertas", ni académicas, ni patronas de ONG, independiente de que podamos trabajar remuneradamente en esos trabajos, pero nuestro activismo no es remunerado ni defiende intereses institucionales. Claramente el feminismo no puede aliarse con las derechas que son quienes defienden los intereses de los grupos de poder, los que ejercen el poder y el dominio sobre los y las explotadas, sobre los y las oprimidas....

El feminismo radical históricamente surge de las izquierdas, de mujeres que reconocen el patriarcado dentro de sus compañeros, pero no por ello reniegan de la revolución. Y en nuestro continente surge de mujeres perseguidas y denunciantes y expresas políticas de dictaduras fascistas y neoliberales.
 
Artículo integro:


Por Carmen Julia F. Heredia Cavero.
Fuente: Correo del Sur

No hay comentarios: