PRONUNCIAMIENTO DE LAS MUJERES UNIVERSITARIAS

Honduras comparte con otros países de la región centroamericana, una historia marcada por gobiernos autoritarios, dictaduras y golpes militares, débiles democracias, corrupción, pobreza y limitaciones a la participación ciudadana. Pero también por luchas populares y de resistencia, como las que están realizando las organizaciones de la sociedad civil, incluidas las mujeres del movimiento feminista hondureño, frente a los sucesos ocurridos desde el día 28 de junio, cuando las fuerzas militares irrumpieron el orden constitucional, democrático y de Derecho, expatriando al Sr. Manuel Zelaya, presidente electo de ese país.

Como ciudadanas y sancarlistas hemos padecido este tipo de crisis políticas, particularmente en la Universidad de San Carlos de Guatemala, tan golpeada en la historia del país, por lo que sabemos de las implicaciones de un hecho como éste: represión, restricción de las garantías individuales, violencia, agresiones y violaciones a los más elementales derechos humanos.

Conscientes del significado de un rompimiento constitucional como el que grupos oligárquicos y empresariales, con el apoyo de las fuerzas armadas han consumado en Honduras, retrocediendo a situaciones antidemocráticas que se creían superadas, nos pronunciamos:


PRIMERO: Externamos nuestro repudio a prácticas golpistas que atentan contra el orden constitucional y el estado de derecho en Honduras, recurriendo a medios violentos, ilegales y represivos, inadmisibles en el presente ya que constituyen una violación a los derechos ciudadanos de libertad de expresión, asociación, circulación y participación.

SEGUNDO: Manifestamos nuestra solidaridad con los diferentes actores sociales y políticos de la sociedad hondureña, que están en las calles, expresando la voluntad del pueblo, como lo son el movimiento indígena y afro-descendiente, el movimiento feminista, el movimiento de patronatos y barrios, el movimiento estudiantil, el movimiento campesino y sindical, las organizaciones de maestros y maestras, lideresas de barrios, artistas, escritoras y escritores, teatreros, pintoras, personas individuales que salen a las calles y sobre todo muchos jóvenes de ambos sexos, luchando por lo que creen y por la democracia.

TERCERO: Nos adherimos a las diferentes expresiones de condena por los hechos sucedidos en Honduras, planteadas por los organismos internacionales, como la Organización de Naciones Unidas ONU, la Organización de Estamos Americanos OEA, la Unión Europea y otros. Asimismo, de los países de la región centroamericana, latinoamérica y del mundo, que han planteado la necesidad de restituir las garantías ciudadanas de las y los hondureños.

CUARTO: hacemos un llamado a las comunidades y mujeres universitarias de la región y del mundo, para que sumemos nuestras voces de protesta y rechazo a las autoridades de gobierno establecidas ilegalmente, como resultado de un golpe de Estado.

QUINTO: Demandamos, a quienes están usurpando el poder legal y legítimo en el Estado hondureño, poner fin a este conflicto, y no utilizar la fuerza para dirimir un conflicto político que amenaza la estabilidad social interna y regional, pero lo más grave es que atropella los derechos a la vida, la integridad, y la libertad de expresión de hombres y mujeres en Honduras.

Por el respeto al Estado de Derecho y a la participación ciudadana del pueblo hondureño, las mujeres universitarias, apoyamos la vida, la democracia y la libertad.
Guatemala, julio 2009


Comisión Universitaria de la Mujer
Comisión de Género, Facultad de Odontología
Voces de Mujeres


--
La Ciudad de las Diosas


[http://docs.google.com/Edit?docid=dggvxhqd_647fm9wtmcq]

No hay comentarios: