Las Dignas, 20 años tejiendo feminismos


Más allá de los logros arrebatados al Estado, la reconocida organización feminista celebra haber generado procesos de empoderamiento personal en miles de mujeres.

Entrevista a María Teresa Trejo, coordinadora del área de comunicaciones de Las Dignas: "Nuestra incidencia política busca crear fuerza organizada de mujeres"

Desde julio de 1990, cuando se organizó el Encuentro de Mujeres por la Dignidad y la Vida. Rompamos el silencio, hasta la actualidad, Las Dignas han construido un espacio propio con constantes debates abiertos, crisis y la creación de numerosas redes tanto fuera como dentro de El Salvador. Sus inicios, vinculados al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, determinaron la necesidad de autonomía, tanto política como económica, frente a movimientos revolucionarios patriarcales que negaron el apoyo a aquellas guerrilleras decididas a debatir la situación de las mujeres en El Salvador.

Las distintas problemáticas que abordaron hace 20 años son hoy sus áreas prioritarias de trabajo. A pesar de sus avances organizativos y logros, la realidad de violencias contra las mujeres plantea a Las Dignas y a todas las organizaciones feministas salvadoreñas importantes retos para los próximos años. "Uno de los éxitos más recientes es haber conseguido la reforma de la ley de la carrera docente en el tema de acoso sexual", indica María Teresa Trejo, coordinadora de Comunicaciones, antes de continuar: "Dentro del sistema educativo había un fenómeno alarmante de acoso sexual por parte de docentes hacía niñas y esta ley permitía que no se llevara a los abusadores al sistema de justicia, sólo se les imponían medidas administrativas. Le metimos mucha caña y finalmente se ha hecho la reforma, lo que permite que inmediatamente se genere un proceso judicial", apostilla.La organización es actualmente uno de los grupos feministas más influyentes de Latinoamérica

En su agenda revisada estos últimos meses, la entidad se ha marcado como prioridades los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, la división sexual del trabajo y el fortalecimiento de las instituciones sociales y de base.

El reconocimiento en El Salvador y en Centroamérica a su trabajo es indudable, pero suscitan también críticas sobre su institucionalización y objetivos, entre otros colectivos que priorizan el trabajo de base. "Es todo un logro que seamos una organización de mujeres feminista muy bien posicionada, con muchas jóvenes, aclarando y renovando estrategias continuamente", sostiene Trejo. Como muestran sus sucesivos planes estratégicos, es norma del colectivo abrir procesos de revisión interna y de autorreflexión.

Así llegan los cambios de estrategias y los intentos de reorientar su incidencia hacia las transformaciones simbólicas y culturales. A todo ello se suma el compromiso de implicar a mujeres jóvenes salvadoreñas, que se enfrentan a realidades muy complejas e invisibles y que se encuentran poco organizadas.

En este marco, en el mes de noviembre se organiza en San Salvador un encuentro de mujeres jóvenes de todo el país del que se espera conseguir al menos un diagnóstico sobre necesidades e intereses. Según la portavoz del grupo, "parte de nuestra estrategia pasa por trabajar mucho con mujeres jóvenes. Tenemos un montón de grupos de mujeres jóvenes y lo primero es la formación. A ellas llegamos con la Escuela de Debate Feminista [ver recuadro]: se enamoran del feminismo y empezamos otros procesos de organización y de reflexión".

Un respeto ganado a pulso

La penalización del aborto en todos los supuestos o la invisibilidad de las lesbianas son temas en los que Las Dignas tienen la fuerza y el reconocimiento social suficiente para poderlos cuestionar públicamente. Junto a esas responsabilidades ya asumidas, que no piensan abandonar, esperan seguir reflexionando sobre su posicionamiento político y sobre los debates emergentes entre los movimientos feministas.

En estos 20 años, se han ganado a pulso el respeto no sólo de la sociedad salvadoreña sino también de las administraciones, a pesar de su postura, siempre independiente y crítica con éstas. De hecho, aunque la relación es más fluida con el actual Gobierno del FMLN que con el ejecutivo precedente, en junio Las Dignas hicieron pública una valoración nada complaciente del primer año de mandato de Mauricio Funes. La organización alertó sobre la escasa participación real de las mujeres en las instituciones del país y criticó con dureza unos presupuestos generales que refuerzan la situación de desigualdad que vivimos las mujeres y la invisibilización de nuestros derechos como ciudadanas. En este comunicado, Las Dignas, que no olvidan la criminalización del aborto de la que hace gala este Gobierno, recuerdan que la tasa de mortalidad materna en El Salvador es de 171 mujeres por cada 1.000 nacidas y nacidos vivos, "lo que no es extraño si tenemos en cuenta que, el presupuesto destinado específicamente a la atención reproductiva asciende a 9.063.735 dólares, con lo que sólo se pueden atender de manera precaria al 14% de los 101.509 partos nacidos/ as vivos/as (según datos del Censo 2007), mientras que el área de comunicaciones de la presidencia cuenta con más de 9.166.615 millones de dólares".

LOS CUATRO PROGRAMAS ESENCIALES DE LAS DIGNAS
  • PROYECCIÓN POLÍTICA
A través de alianzas con el mundo académico y los grupos feministas centroamericanos, Las Dignas siempre han buscado fortalecer el movimiento de mujeres como sujeto político, con objeto de colocar su agenda en el debate público.

  • EDUCACIÓN NO SEXISTA
El Programa de Educación para Equidad de Género persigue disminuir el sexismo en el ámbito educativo con estrategias que impliquen a docentes y comprometan a la Administración. Las Dignas, que organizan campañas de sensibilización, congresos, etc. impulsan la Red Docente para la Equidad de Género.

  • JUSTICIA ECONÓMICA
Con el Programa Justicia Económica para las Mujeres Las Dignas buscan fortalecer la capacidad de incidencia en los derechos laborales, a través de asesoría legal y la unión con otras organizaciones garantistas.

  • NO VIOLENCIA
El Programa por una Vida Libre de Violencia impulsa este derecho promoviendo, entre otras cosas, la atención a las víctimas, campañas de sensibilización y la implicación de la Administración.

  • ESCUELA DE FEMINISMO
Desde sus orígenes, Las Dignas han prestado una especial atención a la formación de las mujeres, en general, y a la de las activistas feministas, en particular. Así, en 1995 pusieron en marcha su Escuela de Debate Feminista, en la que cada sábado organizan discusiones en torno a cuestiones candentes de la realidad local e internacional, como la posición política ante el Gobierno, el aborto o el lesbianismo. Como complemento a la Escuela, Las Dignas disponen de un excelente Centro de Documentación, que atesora una amplia colección de libros, videos y publicaciones sobre teoría feminista y derechos de las mujeres.

Lesbianas (trans)feministasLaura Corcuera

"La discriminación a causa de las preferencias sexuales es algo que el FMLN no ha superado. Las preferencias sexuales distintas a la hererosexualidad eran toleradas siempre y cuando no perturbaran la entrega a la causa y se mantuvieran en silencio", concluyen Norma Vázquez, Cristina Ibáñez y Clara Murguialday en su investigación Mujeres montaña. Vivencias de guerrilleras y colaboradoras del FMLN (1996). Hoy la presencia invisibilizada de lesbianas, homosexuales, transexuales/ transgénero, intersexuales y bisexuales en El Salvador es un "problema inexistente" que genera fobias y violencias, restringe derechos y margina. Para María Teresa Trejo, "el movimiento lésbico es poco, y no está vinculado al feminista". Así lo entienden también Las Desclosetadas, el único colectivo lesbiano salvadoreño que se autodenomina feminista.

En el VIII Encuentro Lésbico Feminista de Latinoamérica y el Caribe celebrado en octubre en Guatemala se debatió la inclusión de las transgénero. Según Trejo, el movimiento LGTB "apenas está entrando en el debate feminista que incluye a las trans, no hay mucha profundización ni apuesta política".


No hay comentarios: