21 aniversario de la CEDAW

 
Se conmemoran 21 años de la aprobación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Sin embargo, aún se discrimina a las mujeres en el mundo por el solo hecho de ser mujeres.

La Convención es el corolario de más de 30 años de trabajo de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, órgano creado en 1946 para dar seguimiento a la situación de la mujer y, a la vez, promover sus derechos. Define el significado de la igualdad e indica cómo alcanzarla. En este sentido, la Convención establece no sólo una declaración internacional de derechos para la mujer, sino también un programa de acción para que los Estados Partes garanticen el goce de esos derechos.

Según el artículo 1, por discriminación se entiende "toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo (...) en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera". La Convención afirma positivamente el principio de igualdad al pedir a los Estados Partes que tomen "todas las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para asegurar el pleno desarrollo y adelanto de la mujer, con el objeto de garantizarle el ejercicio y el goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones con el hombre" (artículo 3).

Al cumplir 10 años, se había puesto de manifiesto que es uno de los instrumentos más eficaces que las Naciones Unidas han aprobado para fomentar la igualdad entre los sexos en las sociedades de sus Estados Miembros. Veintiún años después, la Convención continúa siendo el instrumento que guía el horizonte de la igualdad entre los hombres y mujeres.

Hace 15 años, durante la cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing los gobiernos se comprometieron a la ratificación universal de la convención al año 2000, sin embargo muchos países aún no lo han hecho. En la región, todos los países firmaron y ratificaron la convención, aunque no ha ocurrido lo mismo con el protocolo facultativo adoptado en 1999 (Optional Protocol to the Convention on the Elimination of All Forms of Discrimination against Women ).

El protocolo es un instrumento complementario de la convención que permite a las partes reconocer la competencia del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer para examinar las denuncias de las partes. De esta manera, las mujeres pueden presentar quejas sobre violaciones de la Convención ante un órgano internacional de vigilancia —el Comité— cuando los gobiernos no respetan los compromisos contraídos en la convención. Actualmente Magalys Arocha de Cuba y Silvia Pimentel de Brasil forman parte de los 23 expertos que integran el Comité. Para el bienio 2011-2012 se sumará Olinda Bareiro de Paraguay (Committee on the Elimination of Discrimination against Women - Membership).

La Convención amplia la interpretación del concepto de los derechos humanos mediante el reconocimiento formal del papel desempeñado por la cultura y la tradición en la limitación del ejercicio por la mujer de sus derechos fundamentales. La cultura y la tradición se manifiestan en estereotipos, hábitos y normas que originan las múltiples limitaciones jurídicas, políticas y económicas al adelanto de la mujer. Reconociendo eso relación, en el preámbulo de la Convención se destaca "que para lograr la plena igualdad entre el hombre y la mujer es necesario modificar el papel tradicional tanto del hombre como de la mujer en la sociedad y en la familia".

Durante la undécima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, celebrada en Brasilia este año, se destacó la importancia de redistribuir la carga total de trabajo de la sociedad (esto es el trabajo remunerado y no remunerado) entre hombres y mujeres y también entre Estado y mercado. En este sentido, la convención continúa siendo la guía en materia de búsqueda de igualdad entre hombres y mujeres.

Para la región es particularmente importante la recomendación N°23 acerca de la vida política y pública si se toma en consideración los significativos avances en materia de participación política de la mujer; en los últimos cinco años seis mujeres han sido elegidas para liderar el destino de sus países: "Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la vida política y pública del país (…)".

La convención fue adoptada en 1979 en la Asamblea General de las Naciones Unidas y se considera la carta de derechos internacionales para la mujer. Con un texto de 30 artículos presenta la agenda de acción nacional para eliminar la discriminación contra la mujer.

Fuente: División de Asuntos de Género Cepal

No hay comentarios: