Una jornada intensa. Feministas en el primer día de paro

Flameaban las banderas feministas en la caravana de cinco automóviles por las calles de Santiago y luego por la carretera Norte-Sur con destino a Buin. En los vehículos había de un “cuantay”: papel higiénico, pasta de dientes, alimentos, bebidas energizantes, café, y hasta un plumón. Y también, cómo no, la infaltable cacerola con un tenedor que quedó en pésimas condiciones después de cumplir con su cometido, o sea, meter bulla. Ah! Y hartas pegatinas con leyendas de la campaña “Cuidado, el machismo mata”. Y en las ventanas y el capó de los autos afiches de la campaña 2011 contra la violencia hacia las mujeres.

Todo empezó en Malaquías Concha 043 este miércoles 24 de agosto, lugar en el que nos congregamos unas 20 feministas de la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir (las dos Soles, María Stella, Sandra, Marisa, Pamela, Gloria, Adriana, Rosita, Vicky, Fanny y otras de las que no sé el nombre) con un itinerario solidario: llevar apoyo material, y también del otro, al estudiantado secundario de la Confederación Suiza, del Liceo A-31de Buin, del INSUCO y del Darío Salas, cuatro liceos en toma.

En el primer destino, el colegio de la Confederación Suiza, conversamos con algunas de las y los adolescentes que tienen tomado el establecimiento desde inicios de junio. Cuando llegamos, estaban en pleno debate sobre la estrategia a seguir, es decir, discutir sobre las posibles vías que se presentan ante la mezquina negativa del gobierno de sentarse alrededor de una verdadera mesa de diálogo con el estudiantado. Las chiquillas y los chiquillos estaban contentos de que pasáremos a saludarles, pero por sobre todo, del gesto solidario que significó dejarles alimentos y otras mercancías de primera necesidad. La Vicky twiteaba de lo lindo, mientras Sandra, Adriana y la Sole sacaban fotos como enajenadas para subirlas luego a nuestras redes virtuales (no pongo redes sociales, porque para mí no lo son, pero eso lo podemos discutir después).

Y de ahí… hacia Buin. Metiendo bulla con bocinazos y pitos (de los que suenan) nos fuimos raudas por Matta, miramos apenas el Parque O’Higgins y tomamos la carretera Norte-Sur. Y adivinen qué? Cuando estábamos llegando a la plaza de Buin, he ahí que aparecen por las calles adyacentes unas doscientas personas que manifestaban su repudio al régimen educacional de lucro: estudiantes, apoderadas, apoderados y funcionariado de la Municipalidad de Buin, con una pila de perros que los seguían. Fue espectacular. María Stella decía: “si lo hubiésemos programado, no habría resultado”.

Mucha gente se congregó en la plaza, unas 200 ó 300, con niñas, niños, profesorado, adolescentes con sus uniformes y nosotras con las banderas feministas y las pegatinas, mientras en el escenario colgaban lienzos y pancartas alusivas a la exigencia de una educación pública, gratuita, y a la cual nosotras agregamos nuestras demandas: laica y no sexista. De a poco empezaron a llegar algunos trabajadores y trabajadoras. Luego llegarían algunos artistas, como el Illapu.

A media cuadra de la plaza está el Liceo A-31 de Buin, que tiene a seis estudiantes en huelga de hambre desde hace 37 días. Para allá partimos con nuestras bolsas y el plumón. Nos recibieron en la cocina y luego hablamos conMatías Villegas, uno de los voceros estudiantiles del establecimiento. Esto fue impactante, porque escuchamos a un estudiante tranquilo, muy cansado y que tiene las cosas clarísimas. Nos contó que el grupo de estudiantes estaba en reunión, evaluando la situación crítica que viven los/as alumnos/as en huelga de hambre.

Más tarde supimos que habían decidido deponer la huelga debido al precario estado de salud, sobre todo de Gloria Negrete: “Nuestros compañeros nos necesitan más afuera que acá adentro” dijo ella al comunicar la decisión. Quéfuerza, qué empoderada.

Dejamos Buin antes de que la huelga de hambre terminara, preocupadas y contentasa la vez de haber aportado con algo al movimiento estudiantil. Por cierto,nuestra Vicky habló en el escenario de la plaza a nombre de la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir. No hubo que hacerle ni un guión. Ella, siempre impecable.

Y partimos rumbo a Santiago nuevamente en dirección a la Av. España para visitar al estudiantado de los liceos del INSUCO (Instituto Superior de Comercio) y del Darío Salas.En el INSUCO la situación es tremenda. En la sala donde se apretujaban unas/os diez estudiantes en colchonetas y frazadas hacía un frío glacial. Están sin apoyo del Centro de Apoderados, menos con el de la dirección, obvio. Algunos le contaron a Vicky que su papá y/o su mamá los habían echado de la casa por tomarse el colegio! ¿Cómo pueden llegar a ese extremo? Claro, la guerra mediática del gobierno es asustar a madres y a padres para que obliguen a sus hijos e hijas a terminar la toma, pero es eso suficiente para negarles el apoyo afectivo que necesitan en estos momentos?

Cruzamos la calle para ir al Darío Salas, al cual entramos no sin dificultades, porque nadie nos abría el portón. Finalmente, conversamos con Sebastián, uno de los alumnos de ese liceo, quien nos contó que también en ese colegio había asamblea estudiantil para definir los pasos a seguir en estos dos días de paro, la toma y la huelga de hambre. En el Darío Salas hay estudiantes y dos apoderados (una mujer y un hombre) en huelga de hambre. En la asamblea, discusión acalorada, fuerte, con dos posiciones distantes una de la otra. No quiero describir mucho la situación que allí se vive, pero todas quedamos un poco “pá dentro”. Lo cierto es que el estudiantado del Darío Salas ha recibido muchas visitas, la mayoría para que les expliquen las razones para no deponer la toma ni la huelga de hambre. Uff! Sin embargo, como en un acto de magia, un señor, probablemente jubilado, golpeó el portón y nos entregó dos mil pesos "para los niños, díganles que se cuiden". Eso sí es solidaridad. Dejamos las últimas mercaderías, compramos gas y le regalamos a la apoderada la bandera feminista, porque ella la quería.

Una jornada intensa. Muchas preguntas nos hicimos, estábamos contentas de haber entregado algo al movimiento por la educación pública y gratuita.También, creo, teníamos mucha rabia al constatar que este gobierno inepto festina las demandas del estudiantado, o simplemente no les da “pelota”, como si elmutismo, al que se agrega la descalificación y los epítetos de “inútiles y subversivos” fueran las mejores tácticas para silenciarlo.


Carmen Torres, 24 de agosto 2011.
Integrante de la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir

No hay comentarios: